Ojalá mañana…

Meditar. Meditarle a cada día. Rescatar de los escombros todas esas pequeñeces que anhelo llevar conmigo siempre. Dedicarle 5 minutos de materia gris a lo mágico y tormentoso de 1000 días a su lado. A su lado pero lejana. Y a otros 1000 kilómetros, rescatar con desesperación los incontables pensamientos que llevan su nombre, y que lo hacen sentir tan cerca.
Meditar sobre este desconsuelo de no saberme en su mismo camino y respirar profundo y tan lento que me permita caer en sueño profundo.
Amanecer y llenarme de angustia. Angustia de saber que un buen día poco habré de recordarle.
En esta ilusa línea del tiempo, a partir de hoy, ya no convergemos. Bailo con el dolor que dejan nuestros caminos divergentes y deseo que en un día no muy lejano, ya no toque más en mi puerta.
Mañana será otro día, y ojalá al pronunciar el mantra, la siguiente exhalación sea de paz y consuelo.
Anuncios

Egyptian Spell

His eyes like two suns,
An amazing pharaoh with long lashes and bright smile,
All this spell took it’s place when I was watching him for a while.
His half-arrowed feet and his big cartoon-warrior hands;
Lots of magic happened over those white sands;
All the small details in him, makes it so special that gets all my senses sublimed;
from the warmth on his neck to the perfection of his toes, all through the sweetness of his lips and the manly smell of his skin.
Since I met him, I can swear, my world just spin.
All the perfection of his body, all the sounds of his laughter,
that feeling of being secure only by his touch, now I can never get enough,
the warmth of his breath, his strong hands that holds me by the waist,
the magic comes up only with him and can be never replaced.
Perhaps New York City, perhaps Washington state;
oh the complicity that brought us together and for a future I can’t wait.
It was friendship and it was authentic, all intentions were always pure;
God knew it all the way and now I can call him my baby as a cure,
Theres no way I’d regretted, all the journey we’ve been through; made me stronger, made me wiser, but happier is my favorite too.
Maybe the look he gave me in that beach or the hypnotizing words on the silent Times Square;
I still don’t have the answer and to be honest its the least i care.
It was chemistry, it was destiny, it was a magnificent plan that i cannot be more grateful for.
This Egyptian spell got me in addictive state of mind that I never want it out.
A fall gave birth to my favorite mystery,
And I’m ready to keep on writing history,
Perhaps his exotic arabic, perhaps the swing on his hips,
Every pore got inspired of this Egyptian majesty.
Our hearts are dancing as his happy feet movements as the “Tightrope” beat,
Strive, struggle and commitment, all I need its this treat,
I’m all here ready to hold him close and never let him go,
I want that man forever as he already knows.
500_F_73712705_teoZqutbakR8cADtZVomqwTGKIOE1lXl.jpg

Salto de FE

Todo empieza y todo termina e inevitablemente evoluciona.
Esta premisa es siempre el mejor consuelo cuando las situaciones marchan bien o marchan mal. Nace siempre la esperanza de infinitas oportunidades para tomar decisiones que permiten superar los desaciertos para triunfar o fracasar cuando no hemos aprendido la lección. Así, afortunadamente, es la vida.
Visión. Determinación. Fe. Valentía. Coraje. Suena para mi, a esa combinación infalible al éxito en donde buscamos hasta por abajo de las piedras todos los componentes que creemos indispensables para abordar ese nuevo ciclo de inicio-fin.
Estoy agradecida con la vida, por cansarme, aburrirme, estresarme, agobiarme, desesperarme, abrumarme.. porque duele, ahoga y aplasta; por que entre las múltiples experiencias que me tocó vivir en los últimos meses, probé un sinfín de matices buenos y malos que han forjado una nueva yo.
Mi nueva versión dejó en segundo plano al miedo de lo incierto, de lo inseguro, de lo que aún no tiene forma ni mucho menos rumbo.
“Suelta lo que te hiere y ten fe”, sería mi más preciado auto-consejo acompañado de un “sigue buscando lo que te apasiona”. Simplemente renací.
Que sea siempre la plenitud y la evolución nuestros mejores deseos. Porque es solo el amor y la pasión a las personas, a las cosas y nuestro diario vivir, lo único que nos hace humanos que hacen siempre el bien y que están condenados a conseguir siempre gracia ante los ojos de Dios y de los hombres.
Se ha abierto entonces este inmenso caudal de motivación que llegó hasta lo más profundo de mi ser y ha despabilado cada uno de esos detalles que históricamente me han traído alegría. Recordé lo maravilloso de un buen baile en pareja, del placer de agradar a la gente con mi comida, de la satisfacción de echar a andar mis proyectos personales, de probarme que soy capaz de llegar a la meta cuando queda entre ceja y ceja.
Entonces la vida me vuelve a probar que NO hay que tener miedo. Ni un poco. Al final TODO conspira para bien y es solo la fe a que, sin importar si sabes a donde vas, las cosas SIEMPRE obran a nuestro favor.
Suelta lo que te hiere, lo que no te edifica o lo que te detiene…y ten fe a que no hay mejor lugar o situación en la que puedas estar: ESO ES GANAR PARA MI.

Resucita!

Desgarrando de a poco el motor que me ha orientado toda la vida,

con la expectativa en las nubes que todo lo mejor esta por ocurrir

con la confianza plena puesta a quien siquiera comprende lo que eso implica,

el menosprecio, el rechazo y el abandono son cada vez más palpables.
 

Solo quien ha probado el amargo sabor de la derrota, valora lo que tiene a su favor,

no existe fuerza capaz de madurar el pensamiento y que corra a entender tal experiencia,

resta dejar caminar y recorrer, y tropezar y finalmente, vivir.

 
Alborotadas las ganas y muertos los sueños,

enterrada la verborrea con etiqueta de promesas inconclusas,

Los milagros existen y se presentan en forma de vacío en la memoria,

ligereza de pecho y de ausencia de ojeras,

resulta sobrenatural el bálsamo para el alma

 

ÉL se ha manifestado y no existe forma de malentender el mensaje,

se distingue con claridad el camino.

Voy lejana, ligera, lógica.