Resucita!

Desgarrando de a poco el motor que me ha orientado toda la vida,

con la expectativa en las nubes que todo lo mejor esta por ocurrir

con la confianza plena puesta a quien siquiera comprende lo que eso implica,

el menosprecio, el rechazo y el abandono son cada vez más palpables.
 

Solo quien ha probado el amargo sabor de la derrota, valora lo que tiene a su favor,

no existe fuerza capaz de madurar el pensamiento y que corra a entender tal experiencia,

resta dejar caminar y recorrer, y tropezar y finalmente, vivir.

 
Alborotadas las ganas y muertos los sueños,

enterrada la verborrea con etiqueta de promesas inconclusas,

Los milagros existen y se presentan en forma de vacío en la memoria,

ligereza de pecho y de ausencia de ojeras,

resulta sobrenatural el bálsamo para el alma

 

ÉL se ha manifestado y no existe forma de malentender el mensaje,

se distingue con claridad el camino.

Voy lejana, ligera, lógica.

Anuncios