Salto de FE

Todo empieza y todo termina e inevitablemente evoluciona.
Esta premisa es siempre el mejor consuelo cuando las situaciones marchan bien o marchan mal. Nace siempre la esperanza de infinitas oportunidades para tomar decisiones que permiten superar los desaciertos para triunfar o fracasar cuando no hemos aprendido la lección. Así, afortunadamente, es la vida.
Visión. Determinación. Fe. Valentía. Coraje. Suena para mi, a esa combinación infalible al éxito en donde buscamos hasta por abajo de las piedras todos los componentes que creemos indispensables para abordar ese nuevo ciclo de inicio-fin.
Estoy agradecida con la vida, por cansarme, aburrirme, estresarme, agobiarme, desesperarme, abrumarme.. porque duele, ahoga y aplasta; por que entre las múltiples experiencias que me tocó vivir en los últimos meses, probé un sinfín de matices buenos y malos que han forjado una nueva yo.
Mi nueva versión dejó en segundo plano al miedo de lo incierto, de lo inseguro, de lo que aún no tiene forma ni mucho menos rumbo.
“Suelta lo que te hiere y ten fe”, sería mi más preciado auto-consejo acompañado de un “sigue buscando lo que te apasiona”. Simplemente renací.
Que sea siempre la plenitud y la evolución nuestros mejores deseos. Porque es solo el amor y la pasión a las personas, a las cosas y nuestro diario vivir, lo único que nos hace humanos que hacen siempre el bien y que están condenados a conseguir siempre gracia ante los ojos de Dios y de los hombres.
Se ha abierto entonces este inmenso caudal de motivación que llegó hasta lo más profundo de mi ser y ha despabilado cada uno de esos detalles que históricamente me han traído alegría. Recordé lo maravilloso de un buen baile en pareja, del placer de agradar a la gente con mi comida, de la satisfacción de echar a andar mis proyectos personales, de probarme que soy capaz de llegar a la meta cuando queda entre ceja y ceja.
Entonces la vida me vuelve a probar que NO hay que tener miedo. Ni un poco. Al final TODO conspira para bien y es solo la fe a que, sin importar si sabes a donde vas, las cosas SIEMPRE obran a nuestro favor.
Suelta lo que te hiere, lo que no te edifica o lo que te detiene…y ten fe a que no hay mejor lugar o situación en la que puedas estar: ESO ES GANAR PARA MI.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s