El llanto de la lluvia

lviVengo directo de presenciar el llanto de la lluvia y quiero contarles en primicia lo que cantan sus atribulados pensamientos. Las extensiones que la acontecen son tan largas en donde habitan tantas personas que tan siquiera notaron lo estrepitoso de su llanto, así que rápidamente notó mis intenciones de ser su confidente.

Ha llegado su época. Ha llegado su momento en que necesita liberarse del cielo porque ha pasado preparando su espectáculo en las confortables nubes y hoy por hoy, la comodidad  le causa tedio. La lluvia llegó a su límite y está a punto de volverse tornado en su desesperada estadía. Necesita ejecutar su tan anhelada actuación en tierras ajenas.

En repetidas ocasiones tocó la puerta del sol por las noches para descargar su pesar y encontró al sol en su máximo esplendor, no apto para regalarle una sonrisa de esperanza y consuelo porque no entiende su malestar. Y es que la lluvia me confesó que lo extraña con ansias locas, porque después de todo, son complemento, solo que ahora a la distancia.

Sin más que hacer y en lo efímero de su soledad, la lluvia llego a su más mínima partícula para recordar de que está hecha y con firmeza remontar el más preciado de sus espectáculos en compañía de los que, con su voluntad, la admiran, la aplauden y la quieren con calidad.

La lluvia está a punto de brillar entre el cielo nublado porque así lo ha decidido, así que déjense consentir amigos por esta actuación que viene preparada con esmero y con fuerza.

Anuncios

Un pensamiento en “El llanto de la lluvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s