Suspiros, sueños y ganas.

Llegaste y estuve ahí, quieta, callada, apaciguada, con un temple que no insinuaba nada. La sobriedad en demasía confirmaban la cúspide de tranquilidad de mis momentos, la paz mental y la apertura de todos mis sentidos.

Llegaste y no esperaba tu visita, no esperaba tu estadía. Llegaste como llega la luna en el tiempo exacto a encontrase linealmente con el sol para fundirse en eclipse.

Llegaste aseverando lo inesperado. Aseverando lo casi inconcebible, aseverando sin titubear, sin parpadear, casi como si ya hubieses vivido el momento 10 veces antes. Te asomaste con la meta en mente y la estrategia firme. Me sorprendiste.

Llegaste y contagiaste de simpatía las incesantes ganas de anhelar todo contigo. Todo. Los sueños andan descontrolados disfrutando que no tienen límite de tiempo y los miedos son latentes cuando se roban las llaves de las puertas del corazón que se abren de par en par ahora que te alojas profundo. Las intenciones viven sin frenos de quedarme contigo y la voluntad del alma es cada vez más fuerte.

Llegaste y con toda libertad puedes quedarte para que con tu sola presencia, le des más brillo a estos días venideros. Te invito a que te quedes a seguir pintando los cielos a suspiros, a sueños y ganas.

 drms

Anuncios

Un pensamiento en “Suspiros, sueños y ganas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s